Investigación artística y creación en teatro

obra franco alexandra von hummel

Macarena Andrews y Alexandra Von Hummel cuentan sus experiencias como estudiantes del Doctorado y Magíster en Artes UC, respectivamente. A través de la vía de creación en prácticas teatrales, Andrews investiga actualmente la relación entre las mujeres acusadas de brujería en 1590 y los femicidios contemporáneos, y Von Hummel trabajó las variaciones de la voz y la percepción sobre el cuerpo que las emite, en una obra sobre la identidad de género, violencia policial y homofobia.

—Llevaba un buen tiempo haciendo teatro, tengo una compañía hace unos 20 años, y también realizando clases. Así que tenía ganas de “desespecializarme” mediante el cruce con otras disciplinas, abrir la cabeza, dejándome llevar por el deseo y lo desconocido— recuerda Alexandra Von Hummel sobre sus intereses al momento de realizar un postgrado.

La cofundadora de la compañía Teatro La María, que ingresó al Magíster en Artes UC el año 2016, se decidió por este programa porque podía hacer una investigación escénica: “Deseaba emprender un proyecto de creación que contara con el tiempo suficiente para un ir y venir, y que fuera contaminado por otros saberes que impactaran oblicuamente el proceso”.

Con la guía de la profesora Milena Grass, Von Hummel comenzó su proyecto de creación La puesta en escena como anagrama o escucha múltiple: proliferación del habla y del cuerpo en Franco, donde trabajó desde el habla del personaje, como si el mismo actor fuera un ventrílocuo.

“En un principio no tenía claridad si iba a hacer una obra entera o solo unas escenas, y a medida que iba experimentando las cosas se fueron construyendo”

obra franco alexandra von hummel 3

—En un principio no tenía claridad si iba a hacer una obra entera o solo unas escenas, y a medida que iba experimentando las cosas se fueron construyendo. Me interesaba la posibilidad de proliferación del cuerpo a través del habla, explorando la emergencia -desde un mismo cuerpo- de distintas voces: graves, agudas, femeninas, ritmos y flujos; y ver cómo la materialidad del habla modifica la imagen de lo que vemos en escena, de cómo percibimos un cuerpo— explica la directora teatral de este monólogo, que plantea reflexiones en torno a la identidad de género, la violencia policial y la homofobia.

“Nuestro programa ofrece”, comenta Gerardo Pulido, Director del Magíster en Artes, “la oportunidad de interactuar con colegas de su propia disciplina, que se dedican a la creación o la teoría, pero también con personas de otras áreas, como las artes visuales y la música. Y creemos que ese diálogo puede ser fecundo para reinventarse o, incluso, para descubrir áreas inesperadas en las cuales especializarse”.

Devenir bruja

En el caso de Macarena Andrews, actual estudiante del Doctorado en Artes UC, viene desarrollando una investigación que toma como punto de partida la cacería de brujas de 1590 en North Berwick, Escocia (juzgadas por retrasar la coronación del rey Jacobo al hacer naufragar su embarcación con hechizos), para conectar ese sistema legal de la época –que principalmente juzgaba mujeres– con los femicidios de la actualidad.

“Cuando le conté a mi profesora guía, Claudia Echenique, me dijo de inmediato: “Esto no es Macbeth”. Y tenía razón porque esto es otra cosa, es mirar el backstage, lo que no se ve de esa historia, que son estas brujas que hacen lo que quieren, se van y no les pasa nada”

devenir bruja macarena andrews

—Mi tesis es que las prácticas femicidas contemporáneas, que tienen un particular tratamiento del cuerpo de las mujeres: que en algunos casos las queman, les sacan los ojos o las descuartizan; tienen un carácter sistemático y repetitivo en distintos lugares y tiempos, que me hace pensar que hay un método. Y cuando hay un método, quiere decir que en algún nivel se educó esta práctica de cómo se castiga a una mujer—, dice.

De esta manera, en su práctica artística como investigación, Andrews está desarrollando una obra que une a Macbeth (Shakespeare se inspiró en las brujas de North Berwick para escribirla) con la mitificación del naufragio de Elisa Bravo, que ocurrió en 1849 en el sur de Chile. Historia que Benjamín Vicuña Mackenna –y al igual que otros miembros de la oligarquía– usó para atacar al pueblo mapuche, acusándolos de secuestrar, violar y matar a la joven de la elite local, y apuntando al cacique Curín y a la machi Catalina, como personas de prácticas bárbaras que el Estado debe reprimir. Otra vez una “mujer-bruja” involucrada en la unificación de territorios y el proceso judicial respectivo.

—Cuando le conté a mi profesora guía, Claudia Echenique, me dijo de inmediato: “Esto no es Macbeth”. Y tenía razón porque esto es otra cosa, es mirar el backstage, lo que no se ve de esa historia, que son estas brujas que hacen lo que quieren, se van y no les pasa nada. De esas mujeres quería hablar, porque sobrevivieron en la dramaturgia y yo no quiero que mueran más mujeres. Eso sí, todo esto lo abordo como un problema estético, esto es teatro, no es una investigación antropológica— indica Macarena.

***

—¿Cómo es la experiencia de poder investigar a través de la creación?

Von Hummel: En el teatro apenas tienes financiamiento para hacer una obra, así que es imposible investigar dos años. Entonces el magíster ofrece esa oportunidad de investigar, al igual que un científico que mira todos los días por el microscopio y, quizás, se pueda encontrar algo. Con la ventaja que aquí no solamente se puede encontrar algo desde la racionalidad, sino que también desde el campo de lo sensible.

Andrews: La gran diferencia entre montar esta obra “Devenir bruja” con un fondart o realizarla en un postgrado, es que aquí en el doctorado hay una pregunta concreta, un método de investigación que tiene que estar a la altura de la academia, y hay procesos de avances donde tengo que llegar a algo nuevo, porque si no, no estoy produciendo conocimiento.

Pía Gutiérrez, Directora del Doctorado en Artes, refuerza esta impresión: “Nuestro programa propicia las condiciones para que quienes crean e investigan en música, teatro y artes visuales, puedan desarrollar proyectos de alto nivel artístico y académico. Esperamos que el conocimiento que se genere en el programa, tanto de manera disciplinar como en el cruce de los distintos campos, de origen a saberes inesperados y de vanguardia. En ese sentido, el cuerpo de docentes es central al dar guías y estrategias para la circulación de lo que se está haciendo y así ponerlo a disposición del contexto nacional e internacional”.

El Postgrado en Artes UC se encuentra en proceso de Admisión 2021 para sus programas de Magíster y Doctorado.