Rodrigo Castro Hueche, artista visual: Entender lo mapuche desde la diversidad de sus identidades

rodrigo castro hueche artista visual mapuche

A propósito de la celebración del We Tripantu (Año Nuevo Mapuche), invitamos al estudiante de Magíster en Artes UC y artista visual mapuche, Rodrigo Castro Hueche, a compartirnos su trabajo y el de otros artistas que trabajan la temática identidad.

 Dar un rostro y un lugar a las nuevas generaciones mapuche, visibilizando las diversas identidades que la constituyen. Esta es la propuesta del artista visual mapuche Rodrigo Castro Hueche (1994), quien explica que estas nuevas formas de representación “ya no responden a las hegemonías modernas ni a las tradicionales puestas en valor de la colonización, cuya política de añoranza ha banalizado la figura y el discurso de los reclamos de la cultura mapuche”.

El artista, quien se encuentra en la última etapa del magíster en Artes UC mención Artes Visuales, ha expuesto individualmente en espacios como Estación Mapocho y la Galería Casa Colorada. Además, obtuvo el primer lugar del concurso de arte contemporáneo “Encuentros de las Culturas 2018: Estéticas de la diferencia” con su obra audiovisual Nielan Mapu (No tengo tierra en mapuzugun), obra por la que también obtuvo el primer lugar en el Premio Municipal Arte Joven 2018, categoría performance, organizado por la Ilustre Municipalidad de Santiago.

En noviembre de 2019, como parte de la residencia artística realizada en la comunidad Rayen Mawida de Challupen en Likan-Ray, que dio como resultado la exposición Fillke 2019: “Territorios en tensión” en la Sala de Arte de la Universidad Mayor (sede Temuco), el artista Rodrigo Castro Hueche presentó Mongen Lakonn - Vida/Muerte, instalación escogida por la Facultad de Artes para dar sentido al We Tripantu 2020, celebración que marca el comienzo de un nuevo ciclo tanto en la tierra, como en la vida de sus habitantes.

Aunque de forma literal Mongen Lakonn significa vida-muerte, su acepción más cercana se traduciría como “dar la vida”. En esta dimensión, y a través de una madera en semi estado de putrefacción, el artista propone una perspectiva de la muerte como la de un agente propiciador para la vida, a partir de la cual se origina todo lo que conocemos y es importante para vivir, y también lo que no alcanzamos a percibir. Aquellas presencias que habitan lo invisible pero que también conviven en nuestra existencia.


mongan lakonn rodrigo castro hueche

En palabras del artista, la obra Mongen Lakonn - Vida/Muerte reflexiona en torno a la vida y la muerte como una relación erótica que expresa distintas presencias y diversidades de los creado. “Es una relación donde confluyen todos los cuerpos que habitan nuestra extensa mapu. Habitar nuestras relaciones es habitar una dimensión profundamente afectiva con los otros cuerpos. Es nuestra piel en sensibilidad con el mundo donde se funda lo erótico, como una energía que posibilita la existencia”, explica.

A continuación, el artista presenta el trabajo de cinco artistas que, desde distintas disciplinas, han trabajado la identidad desde sus propias subjetividades.


Identidades complejas, plurales y heterogéneas

Por Rodrigo Castro Hueche

Si bien hay muchas pu lamngen que tienen un gran recorrido, son reconocidas y ya se sitúan como referentes dentro del circuito del arte, como Lorenza Aillapan, Loreto Millalen, Paula Pailamilla, Daniela Millaleo y Daniela Catrileo; quisiera destacar el trabajo de otras pu lamngen que, a través de sus obras, evidencian una búsqueda en el entender nuestras identidades que son complejas, plurales y heterogéneas.

Natalia Montoya (artista visual)
Instagram @nato.montoya

En el desarrollo de su obra, Natalia se apropia de elementos de la cultura de masas cuestionando los límites de la identidad que surgen de las hibridaciones e intercambios culturales. La riqueza y la tensión que propone para entender su propia identidad, una que está permeada por las influencias de un imaginario global, pero que mantiene la impronta de una sociedad local, surgen de la utilización del maquillaje, de las prótesis faciales y la creación de “personajes” asociados a la ciencia ficción dentro de la industria del cine, mezclados con la realidad de la historia y cultura andina.

El Alférez real de los incas es una figura ceremonial elegida por los electores de las doce casas de la nobleza inca durante la Conquista del Perú, quien portaba el estandarte de la Corona española junto a su homólogo español en las festividades de Santiago Apóstol. El Alférez real fue una manifestación física de la colonización simbólica del Imperio inca. Eminentemente, un sujeto y herramienta colonial para la consolidación del poder, el Alférez real fue simultáneamente cooptado por la Corona y "otro-izado" por sus descendientes indígenas como un traidor.

El uso del marco de revista de la National Geographic como un contraste entre la imagen desde el contexto del colonizado que imita al colonizador, ridiculizando tanto la editorial de National Geographic con títulos sensacionalistas de tipo: “Designing the perfect Alférez real”, “The new defender of The Andes”, muestran cómo la mirada occidental se puede hacer cargo de crear una imagen cercana a su espectador, copiando sus lógicas y modelos, solo como una forma de disfrazarse para poder entrar en su contexto.

2 natalia montoya magister artes uc

Puelpan (música)
Instagram @puelpangui / Facebook Puelpan Pop

Es una artista de la música que aborda una investigación de los sonidos, mezclando referencias de la música tradicional mapuche con la cultura alternativa y experimental, en una propuesta contemporánea de una identidad mapuche que ronda espacios electrónicos. En el 2018, lanzó el videoclip “La Indiá”, que en sus propias palabras dice:


Desde un mundo subterráneo y desconocido, enclavado en las entrañas de Santiago Waria, se elevan hacia la superficie sonoridades que evocan una atmósfera mapunk, electroandina y futurista.

Puelpan ha convocado a sus inseparables ñañas y compañeras de lucha, las superheroínas Ninja Newen, con el fin de conjurar a las fuerzas del pasado y el futuro en un ayekan herético, llamada e invocación por el despertar definitivo de las conciencias humanas dopadas y subyugadas por sueños capitalistas imposibles, estados represivos, colonialismos patriarcales y mundiales sin ganar.

En una sucesión rítmica de luces y sombras que se entrelazan con siluetas danzantes y combativas, atravesadas por imágenes intervenidas de un pasado, o quizás un futuro posible, la trama sonora y visual de “La Indiá” es una incitación en código pop a habitar los tiempos que nos acontecen con coraje, los ojos abiertos y la pluma parada.

Daniela Carbullanca (artista visual)
Instagram @danielacarbullanca / Sitio web 

Su trabajo se ha desarrollado en torno a la investigación de problemáticas autobiográficas, a través de la imagen y la palabra, y también cómo en la representación del yo se funden elementos fácticos y ficticios que permiten la constante reescritura de sí mismo. En la investigación de Daniela Carbullanca, la memoria y la casa han funcionado como denominadores comunes que devienen en la práctica artística, en el uso de mobiliario doméstico, relatos escritos y la producción de archivos acerca de sujetos y hechos representados.

La obra Para no olvidarnos sobre cómo perdimos nuestra casa (2017) presenta diez maletas que contienen información de algunas personas de su familia materna. Distintas voces que dejan testimonio sobre un mismo hecho violento ocurrido en una casa: Av. Pedro Aguirre Cerda #3741.

Entre un sujeto y otro se manifiestan variaciones acerca de lo que se recuerda: distintos grados de información y cercanía respecto al suceso, y distintas formas de trazar un mismo espacio. Maletas rellenas de cemento al que se le adhieren distintos restos de objetos que aluden a esta casa, y con los que dichas personas establecen hoy algún vínculo afectivo.
En una primera instancia, trabajar por retener memorias de un hecho pasado y suspender una pérdida pareciera transformarse en un absurdo. Sin embargo, el uso del lenguaje se convierte en un acto de constante resistencia por medio del cual se elude y se esquiva lo que pareciera ser inherente a la memoria: el olvido.

daniela carbullanca


Marcela Riquelme Huitraiqueo (pintora)

Instagram @marce_huitraiqueo

Marcela es una pintora mapuche que vive en lof, en las cercanías de Temuco, por lo que su trabajo ha sido influenciado altamente con los relatos de su comunidad y su práctica trata de fijar una imagen, una narrativa que responda a la conservación de estas memorias ancestrales más tradicionales.

La obra está ejecutada en lienzo trabajado con pintura látex al agua y espátula. La artista utiliza esta técnica, asumiéndola como si se tratase del tallado de un rewe o un chemamull, gesto con el que pretende dejar su marca personal en la tela, como si sus manos quedaran en una madera.

La obra representa el menoko de la comunidad Huete Rukan, en las cercanías de la ciudad de Temuco. Los antiguos describen al menoko como un ojo de agua que jamás se seca. A su vez, sus pantanosas aguas se pueden llenar de vida, saciar la sed de animales y curar enfermedades. Según las palabras de Zoila Huitraiqueo Neculqueo, madre de Marcela: “Debes pedir permiso antes de jugar en el menoko para cuidar tus pewma (sueños) del enojo del gen (espíritu protector)”.

marcela riquelme huitraiqueo


Paula Coñoepan (artista de performance)

Instagram @conoepanpaula / Sitio web 

La Matriz es una acción de arte ejecutada en Temuco, lugar de procedencia y origen de la familia de Paula Coñoepan, que consiste en un agujero en la tierra al cual su madre entró en posición fetal, mientras Paula realizó un vaciado de su cuerpo con yeso. Luego de que el molde tomara forma, su madre salió de él y Paula se introdujo en la matriz de yeso.

La importancia del lugar es muy relevante, pues se utiliza la idea de un lugar de origen junto con la metáfora de la tierra como madre de todo lo orgánico que existe en este planeta. Se utiliza el concepto de Matriz-Madre y se desplaza hasta el vaciado, donde la producción del mismo es en base a moldes que funcionan como matrices para elaborar su reproducción.