Eduardo Vilches: “El arte tiene que ver con la gente, con el mundo que nos rodea”

eduardo vilches nuevo premio nacional artes plasticas 2019

A propósito del Premio Nacional de Artes Plásticas 2019, que recientemente fue otorgado al profesor emérito de la Escuela de Arte, Eduardo Vilches, compartimos detalles de este reconocimiento, algunas de sus reflexiones en torno al quehacer del arte y pasajes de su vida.

“Esta distinción responde a su trayectoria, creatividad, excelencia e indudable aporte al desarrollo del arte y la cultura de nuestro país”, expresó la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, cuando el pasado miércoles 4 de septiembre anunció que Eduardo Vilches (87) había sido elegido, unánimemente, como el nuevo Premio Nacional de Artes Plásticas 2019.

El artista gráfico, grabador, fotógrafo y por casi 60 años académico de la Escuela de Arte UC se enteró de la noticia mientras participaba como invitado en un seminario internacional sobre color, dominio que imparte desde que regresó de la Universidad de Yale en 1960 y cuyos lineamientos se mantienen tal como los concibió en aquellos años, en una asignatura que dicta cada primer semestre.

“Me siento honrado y muy sorprendido”, expresó en ese momento el artista, quien más tarde, llegó a reunirse con el jurado integrado por la ministra Consuelo Valdés; el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; la última ganadora del premio, Paz Errázuriz; el representante de la Academia de Bellas Artes, Enrique Solanich; el rector representación del Consejo de Rectores, Álvaro Rojas; la artista Mónica Bengoa, y la directora del Centro Cultural La Moneda, Beatriz Bustos, en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) Parque Forestal.

En la instancia, la ministra explicó que no solo se trataba de un reconocimiento a toda su trayectoria docente y vocación social, sino que también a su papel como exponente del grabado en Chile, ya que su trabajo ha transgredido hacia otras líneas creativas. “Esta es la versión 28° del premio [si se considera el Premio Nacional de Arte, entregado entre 1944 y 1991] y hasta ahora no había ningún grabador en la lista de premiados”, explica Consuelo Valdés acerca del precedente que marca la entrega del Premio, por primera vez, a un grabador.

uc eduardo vilches premio nacional artes plasticas ministerio culturas

Consultado por un mensaje para los y las artistas más jóvenes, Eduardo Vilches no dudó en repetir el consejo que todo estudiante que ha pasado por sus aulas conoce: “trabajen mucho que las cosas no llegan gratis, sean rigurosos, respetuosos y no sean sectarios”, afirmó minutos antes de contar detalles de sus próximos proyectos: «Diagramas» que inaugura el sábado 14 de septiembre en el Bodegón de Los Vilos, y una muestra que tendrá lugar en la galería Bosque Nativo de Puerto Varas, durante octubre.

Eduardo Vilches: Expresar lo máximo con el mínimo*

Como docente de la Escuela de Arte Universidad Católica de Chile desde 1962, el artista gráfico ha influido en la formación de cientos de profesionales del arte que hoy lo recuerdan por la severidad y ética con la que impartía sus clases “Lo que uno haga tiene que tener un sentido. Las propuestas no se hacen porque sí, deben tener una causa, un fin, un objetivo”, explica el artista que en 1999 fue reconocido como profesor emérito de la UC.

Esta afirmación está relacionada con la concepción que tiene el académico UC sobre el arte: “Tiene que ver con la gente, con el mundo que nos rodea. El arte es para mostrar los problemas, no para resolverlos. Hay que estar atento al mundo, a lo que pasa, y manifestarse. La forma de manifestarse es lo que le da carácter a lo que uno hace”, sostiene.

Además de su interés por el color, presente no solo en sus cátedras sino que en toda su obra, Eduardo Vilches se ha relacionado fuertemente con las formas y siluetas en blanco y negro, elementos que relaciona directamente con acontecimientos dolorosos de su infancia como el accidente en el que murió su padre cuando él tenía 5 años, o la muerte de su hermana menor en el terremoto de Chillán en 1939. “Fueron acontecimientos muy violentos, muy radicales: blanco y negro. La vida-la muerte, el yin y el yang. El lenguaje de las formas y las líneas es lo que permite ser más definitivo. Uno no puede mostrarlo todo, porque no se entiende, entonces hay que hacer un resumen, una abstracción”, cuenta el académico UC.

“Evolucioné de lo abstracto hacia lo figurativo debido a mi interés por la gente. En los años 60 empezó a surgir en el país el deseo de mejorar las cosas para los más necesitados”, explica Eduardo Vilches sobre la época en que la UC experimentaba una de sus mayores reformas, que consistía en abrir un poco más la universidad a la sociedad chilena. “Se comenzaron a hacer talleres en poblaciones. Yo nunca había estado en una población, y mientras uno no está ahí, no sabe lo que es la miseria, no tener agua y tener que caminar cuadras para ir a buscarla. Quedé impactado”, rememora el artista que, hasta ese momento, hacía grabados cada vez más abstractos que entendían solo los arquitectos, “ellos siempre han sido mi público por esa cosa sintética que tienen. Y pensé, estoy interesado en los problemas que están pasando y estoy haciendo algo que ven apenas unos pocos. Entonces decidí que no iba a mostrar los problemas a través de las abstracciones, sino que buscaría realizar un trabajo más asequible”, puntualiza.

eduardo vilches profesor uc premio nacional artes

Pincelazos del destino*

Eduardo Vilches nació en Concepción en 1932. Su relación con el arte comenzó de manera autodidacta, hasta que entró a la academia de pintura en la Casa de la Cultura de Ñuñoa, donde durante dos años fue alumno de Gregorio de la Fuente, artista a cargo de la cátedra de pintura mural en el Bellas Artes. En 1958, tras haberse conocido de forma casual en la Escuela de Verano de la Universidad de Concepción, Nemesio Antúnez invita a Eduardo Vilches a participar del Taller 99, su puerta de entrada al mundo del arte.

Finalizaba la década de los 50 y la Universidad Católica estaba creando la Escuela de Arte. Se necesitaban profesores y Nemesio Antúnez impulsó que artistas de Taller 99 dictaran clases en la naciente unidad académica, entre ellos Roser Bru y Eduardo Vilches. Con bastante terror por su inexperiencia como docente, pero también alentado por la necesidad de tener ingresos, él aceptó.

Mientras se desempeñaba como profesor, conoció a quien sería una figura de gran influencia en su vida, el académico estadounidense Sewell Sillman, quien era ayudante y discípulo del artista Bauhaus Josef Albers.

La ocasión fue la visita que realizó Sillman a Chile para dictar clases como profesor visitante en la Universidad Católica. El consejo de Sillman a Vilches fue: “Tienes que salir de Chile. Anda a alguna parte en el extranjero, no importa dónde, pero tienes que salir”. Le sugirió postular a la beca Fulbright para ir a la Universidad de Yale, donde él hacía clases, advirtiéndole que ser aceptado en esa institución privada no sería fácil. Vilches lo consiguió y Sillman fue su tutor durante el año de estudios que realizó en la emblemática institución norteamericana, desde el año 59 al 60. Le preparó un programa especial, con cursos que le proporcionaron la base de conocimientos que necesitaba. “Mis profesores en Yale habían sido formadores en la Bauhaus, la mejor escuela de Arte del siglo XX. Ese año de estudio lo aproveché intensamente”. Uno de los conocimientos que absorbió con voracidad fue el de fundamentos y expresiones del color, a través del curso ideado por Albers y que vivió como una verdadera revelación.

De vuelta a Chile aplicó lo aprendido creando el curso de color para la Escuela de Arte de la UC, una asignatura que se mantiene hasta hoy con los lineamientos que él fundó, pese a los cambios en las mallas curriculares y otras modificaciones que las carreras universitarias usualmente experimentan. En sus más de 60 años como académico, Eduardo Vilches ha sido profesor de cientos de generaciones de artistas.

eduardo vilches escuela de arte 1968 campus lo contador

*Estos apartados contienen algunos fragmentos del reportaje «Eduardo Vilches: Expresar lo máximo con el mínimo» publicado en la edición de abril 2019 de Revista Universitaria UC, escrito por Paulina Valenzuela. Puedes leer el reportaje completo aquí.